El túnel de La Línea, con 8,65 kilómetros de longitud, en escaso mes y medio el Gobierno Nacional lo pondrá en funcionamiento

 

Un sueño de más de 100 años, algo que parecía inalcanzable, está a punto de ser una realidad, las distancias entre el Eje Cafetero y el centro del país, se reducirán ostensiblemente, además de convertirse en un recorrido espectacular y novedoso para muchos colombianos. El tan anhelado y esperado túnel de La Línea, representará la obra de infraestructura más importante de la ingeniería del país.

 

De acuerdo con la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco Gómez, “La puesta en servicio del túnel de La Línea, de 8,65 kilómetros; el túnel de rescate de 8,5 km; 3 túneles cortos (de 343 metros, 627 metros y 904 metros); 5 puentes y 13,4 kilómetros de doble calzada, será posible en la primera semana de septiembre, gracias a la decisión del Gobierno Nacional de terminar los trabajos, y al esfuerzo de 2.600 trabajadores que, en medio de la contingencia del covid-19 y bajo los protocolos más estrictos de bioseguridad, reanudaron sus labores para continuar con la instalación de los equipos electromecánicos”.

 

“La obra civil finalizó completamente el 8 de febrero del presente año. La puesta en marcha de esta obra emblemática para el país, al igual que otras obras de infraestructura que próximamente entrarán en funcionamiento para los colombianos, es el reflejo de un trabajo articulado y mancomunado como sector”. Agregó la titular de la Cartera de Transporte.

 

De esa manera, el compromiso del Instituto Nacional de Vías (Invías) y de su personal, hace posible que hoy la instalación de los componentes de sistemas y equipos electromecánicos –que permitirán la iluminación, ventilación, electricidad, protección contra incendios, comunicaciones, control de velocidad y sistema inteligente de transporte de los túneles y el corredor que entra en servicio– cuenten con un avance del 86%.

 

A su vez, el Director General del Invías, Juan Esteban Gil Chavarría, precisó que la entrega de las obras se llevará a cabo en dos momentos. En el primero, que será en la primera semana de septiembre, se pondrán al servicio 5 túneles, 5 puentes y 13,4 km, se conformará un par vial de 2 carriles por sentido.

 

Un carril es en el sentido Armenia-Ibagué, de manera que los viajeros ascenderán por la vía en dos carriles, llegarán al túnel de La Línea, lo atravesarán y descenderán por la vía bidireccional existente hacia Ibagué. En lo que tiene que ver con el sentido Ibagué-Armenia, se ascenderá desde Cajamarca hacia el alto de La Línea. El descenso desde Américas será por la vía existente, bidireccional, hacia Calarcá.

 

El segundo momento, será en abril del 2021, cuando se pondrá en servicio la totalidad de los 30 km nuevos de doble calzada entre Cajamarca y Calarcá, 25 túneles y 31 puentes que conforman el proyecto del Cruce de la Cordillera Central.

 

Grandes beneficios

A partir de septiembre, toda vez que se tendrán dos carriles por cada dirección vehicular, los usuarios de la vía en sentido Armenia-Ibagué se beneficiarán con un ahorro de recorrido de 21 kilómetros por el Alto de La Línea; mejores condiciones de seguridad vial, gracias a la disminución de 90% en la accidentalidad; un aumento de velocidad de 15 km/h a 60 km/h; disminución en costos de operación y en tiempos de viaje de aproximadamente 50 minutos en condiciones normales, y ahorros en tiempo de cierre de vía.

 

El Director General del Invías, resaltó así mismo que el túnel de La Línea “es la obra de infraestructura más importante que se ha hecho en la historia de la ingeniería colombiana y, a su vez, es el túnel más extenso que se ha construido en el país, el primero en longitud en Latinoamérica”.