Encuentro de “delfines” para tratar temas de partido y candidatura a la Gobernación de Risaralda

 

En su propósito de llegar al primer cargo público del departamento de Risaralda, el diputado Juan Diego Patiño Ochoa se comprometió a mantenerse firme en los postulados del partido Liberal y prestar su apoyo a los candidatos de la colectividad aspirantes a las alcaldías de los diferentes municipios risaraldenses. 

 

En tal sentido coincidieron el exdirector nacional de planeación, Simón Gaviria Muñoz y el aspirante a ese cargo Juan Diego Patiño Ochoa, quienes sostuvieron un encuentro en el que analizaron los resultados de una amplia encuesta interna sobre intención de voto para gobernación, repasaron la actualidad política del departamento y revisaron las alianzas concretadas con otros partidos y movimientos y las que se darán a conocer en el mes de febrero, que permitan prever una victoria en octubre próximo. 

 

De esa manera, un militante del partido liberal tiene la posibilidad de conquistar la gobernación de Risaralda en las elecciones territoriales de este año, de acuerdo con lo expresado por ambos dirigentes.  

 

Entre tanto Gaviria Muñoz insistió en la necesidad de mantener unido al partido liberal en Risaralda, especialmente en este momento cuando se logró reconquistar las mayorías electorales, que permiten tener nuevamente un senado y un segundo representante a la cámara. 

 

Respaldo

Así mismo, Juan Diego Patiño reiteró su decisión de respetar e impulsar los compromisos internos del liberalismo y su ánimo de trabajar de la mano con los candidatos a las alcaldías que respalde el partido a nivel de los municipios, muy especialmente en Pereira. 

 

Gaviria, quien ejerció la dirección nacional liberal, escuchó la exposición de Patiño sobre los temas centrales de su propuesta política a los risaraldenses, basada en un equilibrio en términos de desarrollo en favor de los municipios del occidente, donde se concentran las mayores inequidades sociales y económicas. 

 

Patiño Ochoa señaló que la lucha contra la pobreza y el hambre son fundamentales, así como la modernización de la infraestructura vial y de servicios. 

 

También se habló del rescate del campo y de la oferta de oportunidades para las familias y, especialmente, para los jóvenes de los municipios risaraldenses.